jueves, 12 de enero de 2012

LUZ Y COLOR PARA TU PELO CON ¡MECHAS!

Las mechas reavivan la melena, rejuvenecen, aportan movimiento y dañan menos el cabello que otras coloraciones. Hoy os cuento todo lo que debemos saber sobre las mechas.
Es uno de los servicios más demandados en las peluquerías y, pese a las muchas innovaciones en el tema de la coloración que las casas cosméticas nos presentan cada temporada, siguen siendo un clásico que se mantiene imbatible. Lo que se conoce como "mechas" es una técnica que consiste en aclarar mechones o zonas de cabello respecto al tono inicial, usando los mismos productos con los que se tiñe el pelo, con la diferencia de que las mechas permiten crear un contraste frente al color homogéneo del tinte. Con ello se consigue reproducir el efecto que dejan sobre el cabello, los rayos de sol, lo cual tiene muchas ventajas: aporta brillo, reaviva los tonos mustios, añade volumen a los cabellos finos y es una estrategia efectiva para rejuvenecer la imagen.
1-TÉCNICAS: Para delimitar las mechas que se quieren aclarar se utiliza todavía un característico gorro lleno de agujeros a través de los cuales, con la ayuda de una aguja específica, se extraen los mechones y se aplica la coloración. Con esta técnica las mechas duran más, ya que el color toca a la raíz, pero resulta molesta y sólo se recurre a ella cuando se busca un resultado uniforme realizando gran cantidad de mechas. Otro de los procedimientos usados es la aplicación de papel de plata sobre los mechones. De esta manera, quedan más anchas y, debido al calor local del papel de plata, el tinte penetra más y el poder aclarante es mayor, aunque puede castigar el cabello. Pero hoy, la técnica que cuenta cada vez con más adeptos es la utilización del peine o pincel para "pintar" con ellos mechones de una forma más aleatoria, consiguiendo un look más natural.
2-EFECTOS A ESCOGER: Según la extensión, la cantidad de mechas y la zona en la que se sitúen, la técnica puede tener distintas modalidades: los reflejos, por ejemplo, no se hacen sobre toda la cabeza, sino sólo en aquellas partes en las que el sol suele aclarar el cabello de forma natural (alrededor del rostro y en la coronilla); el "balayage" es un tipo de mecha que se realiza con peine y paletina, y que permite dar una mayor intensidad de color allí donde se quiere resaltar el corte. Otra posibilidad con peine o pincel es la del "velo", más sutil y que consiste en la aplicación de tonos naturales con el objetivo de conseguir progresiones de la luz; o las "teclas de piano", que se realiza dando pequeños toques de color para obtener contrastes más marcados.
3-¿LISO O RIZADO? Pese a la buena calidad de los productos empleados, el resultado final depende en gran medida del estado de salud del cabello. Algunos expertos piensan que las mechas son más vistosas en las melenas lisas, ya que los rizos suelen ser más secos y frágiles. Otros, en cambio, consideran que el pelo rizado da más juego, ya que los lisos exigen unos "trazos" más perfectos. Lo que sí es cierto es que las mechas funcionan mejor en las melenas que en los cabellos cortos porque el contraste y movimiento es mayor. Pero sin duda, los más beneficiados son los cabellos finos, que logran una sensación óptica de volumen.
4-CUIDADOS: Aunque las mechas afectan sólo a una parte del cabello, es necesario utilizar productos específicos (champú, acondicionador, mascarilla...) que mejoren su aspecto y reparen los estragos producidos por la coloración. Y una vez que el pelo crece, hay dos opciones: volver al tono original aplicando un tinte en todo el cabello para unificar el color, o seguir con las mechas. Para ello, y dependiendo del ritmo de crecimiento del cabello, deben repetirse aproximadamente cada dos meses.
5-CANAS, ¿TAPAR O DISIMULAR? Lo cierto es que las mechas no consiguen cubrir las canas como el tinte, aunque sí las pueden disimular, y mucho, sobre todo aquellas mechas que son muy rubias ya que se asemejan al color blanco del pelo cano.
6-¿EN CASA O EN LA PELUQUERÍA? Aunque hay productos para aplicar las mechas en casa, los resultados nunca serán los mismos que en la peluquería. Sólo un profesional podrá determinar qué tipo de mecha, producto o color son los más adecuados al estado en el que se encuentra tu cabello (las formulaciones caseras son estándar) y, por otro, porque esta técnica debe realizarse de forma direccional al corte, algo que no se puede reproducir en casa. En cuanto a las "contraindicaciones", hay que evitar las mechas en cabellos deteriorados o decolorados con henna.
7-PELO OSCURO, MECHA MARRÓN. Al margen de modas, basta con tener presente el color de base y la mecha. En cabellos morenos es recomendable usar tonos discretos para evitar resultados muy artificiales. Si se busca un efecto natural hayq ue aplicar tonos marrón chocolate, dorados o castaños cobrizos.
8-DEGRADADO, LOOK NATURAL. Para evitar que las mechas sean muy obvias, lo mejor es un sistema de tintura consistente en un degradado del color original, de más oscuro a más claro. Con esto, además de conseguir un efecto natural y mayor sensación de movimiento, se minimiza el efecto raíz.
9-CAMUFLAR LA RAÍZ CON RETOQUES. El efecto raíz puede resultar muy antiestético, y la mejor estrategia para disimularlo es aplicar mechas muy finas y que el cambio de color con respeto al tono natural no sea más de tres o cuatro tonos, realizando cada mes y medio un retoque en la zona frontal y en la raya.
10-CUIDADOS INTENSIVOS. Para que el tono se mantenga intacto y evitar el aspecto reseco que a veces adquieren las mechas, hay que utilizar productos que reconstruyan el cabello desde el interior, como las mascarillas específicas (al menos una vez a la semana) y los productos con filtro solar.
11-REAVIVAR EL COLOR. Los acondicionadores para cabellos coloreados llevan pigmentos cromáticos y filtros UV, que se adhieren a la cutícula protegiéndola del sol o el secador; inhibidores de iones, que dan estabilidad a la coloración; y ceramidas y siliconas, que protegen y fortalecen.
12-CHAMPÚ ESPECÍFICO. Además de lucir limpio, el cabello con mechas necesita más nutrición para no resecarse e ingredientes que aseguren un tono duradero. En este sentido, los aminoácidos nutren el cabello a nivel interno, mientras que los filtros UV se encargan de la protección externa.
13-MASCARILLAS TRATANTES. Deben utilizarse al menos una vez por semana cuando el pelo está decolorado. Incorporan prolongadores del brillo, protectores UV e ingredientes reconstituyentes como el aceite de amaranto (restablece los lípidos perdidos) y la cereza japonesa (muy nutritiva).
14-ACIERTA EN LA ELECCIÓN DEL COLOR. En cabellos oscuros nunca se debe aclarar más de dos tonos, a los umo tres, sobre su color original, pues con los lavados las mechas pueden derivar en rojizos-anaranjados nada favorecedores. Los cabellos claros, sin embargo, no oponen resistencia alguna a ningún color. En cuanto a los tonos que más gustan, los reflejos rubios siguen siendo la opción más demandada, pero también es posible jugar con otros colores como los marrones, los cobrizos o el tono chocolate. También se han popularizado las mechas bicolor y tricolor, o bien realizadas sólo en lugares estratégicos como el flequillo o la zona de la nuca.

Aqui os dejo un video sobre este articulo que espero os guste!

 

2 comentarios:

  1. Hola Moni !! Hace tiempo que quiero cambiar un poco mi look de pelo, y pense en mechas...
    Tendría que animarme, pero después de mi problema con un peluquero hace años, me da fobia cambiarme el color, aunque sean mechitas jajaja.

    Besotes =)

    ResponderEliminar
  2. Olaa ami mundo oriflame disculpa vendes oriflame el productooo???

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...